Demografía

Aumento de hogares unipersonales en España

Por diciembre 10, 2014 Sin comentarios

110606-sn027-mesA finales del mes de octubre el Instituto Nacional de Estadística de España hacía públicos los resultados de un análisis que pretende simular el número de hogares futuros de España asumiendo que los comportamientos sociales y las tendencias demográficas que se observan actualmente se mantendrán constantes.  Este tipo de simulación es la primera vez que se produce y el plan es actualizarla cada dos años.

Este tipo de información es de gran utilidad para conocer los comportamientos de las personas y poder en base a ello tomar decisiones y prever la realidad que enfrentará el país en los próximos años.  En el censo del 2011 se encontró que mientras la población se había incrementado en una década en un 14.6%, el número de hogares había aumentado un 27.5%, aumento bastante superior si se comparaba con el de la década anterior (19.7%).  Este incremento de hogares superior al incremento en la población viene sucediendo desde las décadas anteriores: así, entre los censos de 1970 y 1980 los hogares crecían un 22.1% mientras que la población crecía un 10.9% y entre 1980 y 1991 los incrementos eran 13.4% y 2.9% respectivamente.  Lo anterior se explica por la disminución en el número de personas que viven en cada hogar que ha tenido lugar en los últimos 40 años, pasando de casi cuatro personas por hogar en 1970 a 2.58 en el 2011.

Dados estos antecedentes es que el INE decide simular específicamente el comportamientos de los hogares, encontrando que si  se mantuvieran las tendencias actuales, el número de hogares se situaría en 19.2 millones en 2029, casi un millón más que en la actualidad (aumento del 5.2%).  Y ello, a pesar de la disminución de la población residente en viviendas familiares, que en ese periodo descendería en 1.144.374 personas (un 2,5%).  Una vez más se observa una reducción del número de personas que viven en cada hogar, pasando de los 2.52 actuales a 2.34 personas por hogar en 2029.

Captura de pantalla 2014-11-10 a la(s) 16.52.27

Estos resultados sin duda alguna tienen un impacto en la forma de afrontar el futuro y de diseñar planes de negocio o políticas públicas.  Las personas viven cada vez más solas y ello tiene implicaciones para cualquier edad: cuando se trata de personas de la tercera edad afecta el no tener alguien que le pueda ayudar o brindar compañía y también el estar solo puede implicar un aumento de la pobreza;  cuando se trata de niños que van creciendo sin convivir con hermanos se pueden ver afectadas sus habilidades de socializar, ceder y compartir  (como por ejemplo los “pequeños emperadores” de la China); e incluso cuando se trata de adultos jóvenes se puede ver afectado su estado de ánimo o habilidad para posteriormente formar una familia.

Para el 2029, tres de cada diez españoles vivirán sólos, habiendo 5.71 millones de hogares formados por una persona (1.23 millones más que ahora).  Todos estos datos causados por un aumento en el número de divorcios, la baja natalidad y el envejecimiento de la población.  En resumen, si las condiciones se mantienen contantes, en un plazo de 15 años habrán menos españoles, más viejos y cada vez más solos.  Situación contraria se observa  en Guatemala, donde en muchas viviendas viven prácticamente “hacinados”  y sin suficiente espacio para cada miembro de la familia.  Ambos extremos son malos… en Guatemala es importante mejorar las condiciones de vivienda para sacar provecho a lo que significa vivir rodeado de familiares.

Puede acceder a la nota de prensa publicada por el INE con los detalles de la información haciendo click aquí.

 

Autor Beatriz Castillo

Más artículos de Beatriz Castillo

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.