Demografía

España encabeza el retraso de la maternidad a nivel mundial

images retraso maternidadUna de cada cuatro mujeres nacidas en España en 1975 no tendrá hijos, siendo la generación española más infecunda en los últimos 130 años.  Esto constituirá un aumento al envejecimiento poblacional del país europeo. Sin embargo, lo más alarmante es que hay poco debate con respecto a la infecundidad española y cómo solucionar sus posibles causas.  Lo que es seguro es que de no aplicarse medidas políticas en beneficios de la población este país occidental terminará enfrentándose a las consecuencias del invierno demográfico.

El primer número de Perspectives Demogràfiques, una publicación científica sobre demografía de la  Universidad Autonóma de Barcelona, analiza las tendencias y posibles causas de infecundidad en la población española. El informe destaca que probablemente una de cuatro mujeres nacidas en la segunda mitad de los setenta no tendrá hijos cuando alcance los 50 años, en contra de sus deseos y expectativas, y atribuye esa infecundidad, principalmente, al retraso de la maternidad. Entre 1985 y el 2012 la edad media para la primera maternidad aumentó 4 años, de 26 a 30.

El informe encontró que la principal causa que ha llevado a las mujeres a retrasar la edad para tener hijos es la dificultad de reunir las condiciones familiares y materiales que hagan viable la maternidad.

Entre estas razones existe  la falta de compromiso de por vida entre las parejas, es decir hay una escasez de matrimonios. El informe destaca que en realidad, no hay un problema de escasez de hombres y mujeres, en el sentido más estricto del número sino una falta de acuerdo y de correspondencia entre las expectativas de hombres y mujeres en el mercado matrimonial (Esteve, García, Permanyer, 2012). Ello conlleva a que son pocas las parejas estables dispuestas a tener hijos.  Otro aspecto es la competitividad profesional por lo que se busca concluir una carrera profesional y adquirir incluso estudios de postgrado para poder ser apto a los perfiles altos que las empresas exigen.

Asimismo el informe señala otras dificultades a las que se enfrentan los españoles como: el desempleo, el trabajo precario, el acceso a la vivienda, la consolidación laboral, las largas jornadas, los bajos salarios y la escasas políticas públicas de conciliación familiar y laboral. 

Como conclusión el informe plantea un cambio de pensamiento pronatalista en que tanto la sociedad en particular como el gobierno en general incentiva en los jóvenes  a incorporar en sus vidas la crianza de los hijos, apoyando a las familias y buscando soluciones a las causas que motivan el retraso de la paternidad.

El escenario anterior es lo contrario de la situación guatemalteca donde la primera maternidad suele ser temprana y donde el embarazo adolescente es un problema que aqueja a la sociedad.  Los dos extremos son malos, y se debe tener cuidado que en la lucha de dar más oportunidades a las mujeres guatemaltecas -de modo que logren aumentar la edad a la cual se convierten en madres- no se caiga en una mentalidad antinatalista que en el lago plazo cargue al país con el problema del envejecimiento poblacional.

Si desea profundizar más en el documento lo invitamos a hacer clic aquí.

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.