Demografía

México envejece: en 23 años habrá más ancianos que niños

El envejecimiento de la población hasta hace poco se había pensado que era un problema de los países desarrollados. Sin embargo, es alarmante escuchar como países en donde se tiene esperanza por la mayor cantidad de jovenes que habitan en ellos, ya hoy en día se están dando indicios de este problema.

México continúa siendo un país joven.  Pero en tan sólo 23 años, habrá más mexicanos mayores de 60 años de edad, que menores de 15 años, de acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo).

En el capítulo “La situación actual de los jóvenes en México” del informe publicado por dicha institución denominado: La situación demográfica de México 2010 señaló que aunque hoy en día residan 20.2 millones de jóvenes, en edades comprendidas entre los 15 y 24 años, entre las decadas de los años ochenta y noventa su peso relativo comenzo a descender (iniciando por los adolescentes)

En el futuro, al igual que los adolescentes y jóvenes actuales, la población menor de 15 años seguirá reduciendo su peso respecto al total de la población, como lo ha hecho desde la década de los setenta. A la par, dicha dinámica demográfica favorecerá la gradual primacía, en primer término, de la población de adultos entre 25 y 64 años de edad, grupo que llegará a representar a poco más de la mitad de la población total del país hacia la tercera década del presente siglo. En segundo lugar, el aumento en la proporción de los adultos mayores (65 y más años), quienes representarán cerca de la décima parte de la población hacia ese mismo período“, indica el informe.

Aunque el escenario demográfico envejecido sea un problema a mediano o largo plazo, ello implica nuevos retos para la nación mexicana. Es necesario que desde ya comiencen a  implementarse políticas de población que beneficien a la misma y no la perjudiquen, como es el caso de las medidas de control natal.  Adicionalmente, es importante desterrar la idea que para lograr una mayor riqueza, es necesario que las familias tengan menos hijos.  Esto porque si dicha creencia prevalece, se implementan medidas y programas que tienen como objetivo principal disminuir la tasa de fecundidad y que a largo plazo causan problemas como lo es el envejecimiento poblacional.  Es más importante invertir en salud y educación, para dejar que cada familia pueda tener los hijos que libremente decida.

 

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.