Demografía

Por primera vez España perderá población

Por primera vez este año España enfrentará una disminución en su número de habitantes.  La pérdida de población de este año se debe a una fuerte salida de emigrantes que no será compensada con la inmigración.  Sin embargo, aunque se estima que  el ciclo migratorio volverá a equilibrarse en aproximadamente 6 años, España comenzará a tener caída natural de población (mas defunciones que nacimientos) en el 2018.

Según las proyecciones de población de España, actualizadas en diciembre 2012, si el país continúa con la misma tendencia, perdería una décima parte de su población en 40 años.  A partir del año 2018 habrían más defunciones que nacimientos y el 37% de la población tendría más de 64 años en el 2052.

El informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística de España, afirma que “en los próximos años España continuaría registrando un paulatino descenso de la natalidad. Así, en 2021 nacerían 375.159 niños, casi un 20% menos que en el último año….”.” El descenso de nacimientos vendría determinado por la propia estructura de la pirámide poblacional, debido a una progresiva reducción del efectivo de mujeres en edad fértil.Por ello, el número de nacidos no volvería a crecer hasta 2030 –una vez superado el efecto que produjo la crisis de natalidad de los años 80 y primeros 90 sobre la pirámide poblacional femenina–, aunque volvería a decrecer a partir de 2040. En cualquier caso, en los próximos 40 años nacerían en España 14,6 millones de niños, un 24% menos que en los últimos 40.”

Vemos en este caso como una generación vive las consecuencias de las desiciones (buenas o malas) que haya tomado la generación anterior.  La baja tasa de fecundidad que ha prevalecido en España en los últimos años provocará que, cuando los ahora niños y jovenes alcanzen la edad adulta, la cantidad de adultos mayores sea demasiada en comparación con la población activa.  Es importante que países como Guatemala vean a otros para imitar lo bueno y tratar de evitar cometer los mismos errores.  No caigamos en el error de buscar como meta disminuir el tamaño de la familia, más bien esforcémonos por dar a las familias oportunidades para mejorar su situación laboral y su educación, ya que consecuentemente su nivel de vida mejorará.

Para ampliar la información hacer clic aquí.

 

 

 

 

 

Autor Beatriz Castillo

Más artículos de Beatriz Castillo

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.