Demografía

Una mirada a los cambios demográficos de Europa

Por diciembre 16, 2013 Sin comentarios

La demografía en Europa ha tenido fuertes cambios y para entenderlos no basta con ver las tasas de natalidad y mortalidad ya que los flujos migratorios ha jugado un papel clave, muchas veces impulsados por la crisis económica que tienen varios países de la región.

En el último año el sur ha perdido población y el norte ganado:  Alemania, Francia y Gran Bretaña tuvieron un aumento poblacional en el 2012, mientras que Grecia, España y Portugal perdieron habitantes. “El saldo migratorio de Grecia para 2012 fue de 44,200 personas menos y las muertes superaron en 16,300 personas a los nacimientos. Portugal perdió por movimientos naturales a 17,800 habitantes y por migraciones a 37,300. De España, en 2012, se fueron 162,400 personas más de las que llegaron.”  El caso de Alemania es contrario ya que, aunque es el país más bajo en cuanto a nacimientos (8.4 por mil), sumó 195,800 personas en el 2012, según los datos difundidos por la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat).  En el caso de Gran Bretaña, 2012 tuvo más nacimientos y más entrada de personas, lo que supuso un aumento de 392,600 personas.  Y Francia,  uno de los países que más políticas implementó para fomentar la natalidad, tuvo un aumento de 305,500 personas (impulsado por más nacimientos y entradas migratorias).

En total, los 28 países que forman la Unión Europea, registraron 1.1 millones más de personas que un año atrás.   Sin embargo, las tasas de natalidad siguen siendo bajas: Irlanda tiene la tasa más alta del bloque (15,7 por mil), seguida por Reino Unido (12,8 por mil), Francia (12,6 por mil), Suecia (11,9 por mil) y Chipre (11,8 por mil).  En el otro extremo, los países que menos hijos tuvieron fueron Portugal (8.5 por mil), Grecia (9 por mil) y los italianos (9 por mil).

El país más poblado del bloque sigue siendo Alemania (80,523,700 personas), seguido de Francia (65,633,200), Reino Unido (63,888,000), Italia (59,685,200), España (46,704,300) y Polonia (38,533,300). Malta sólo tiene 421,400 habitantes, Luxemburgo 537,000 y Chipre 865,900.

Los países del Sur sin duda tienen que buscar incentivos para, no solo aumentar la natalidad, sino lograr salir de la crisis pues los efectos de la misma ya empezaron a sentirse en la emigración hacia otros países en busca de mejores oportunidades.  Esta situación de una población , envejecida, donde los niños y los nacimientos son pocos, a tal nivel que el Estado debe incentivar a sus habitantes a procrear, debe ser un despertar para los países de Latinoamérica para que no se llegue a ese extremo.  Debemos valorar la familia y lograr que todos logren un desarrollo adecuado sin verse obligados a prescindir de algo tan maravilloso como lo es el hecho de de tener hijos.

Vale la pena mencionar que ” datos de Eurostat se basan en los registros nacionales de población, por lo que hay que tomarlos con cuidado porque los movimientos migratorios dentro del bloque no siempre se registran en los consulados. Por ejemplo, un portugués que emigre a Holanda no está obligado legalmente a inscribirse en el consulado portugués de Amsterdam.” (publicación de Los Andes)

Para consultar más datos sobre la demografía de Europa puede consultar  Eurostat 


Autor Beatriz Castillo

Más artículos de Beatriz Castillo

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.