Desarrollo

Desafíos de la Región Latinoamericana en Seguridad y Paz

Durante el “Diálogo de los Jefes de Delegación, el Secretario General, el Secretario General Adjunto y los Representantes de la Sociedad Civil, los Trabajadores, el Sector Privado y otros Actores Sociales”, llevado a cabo en el marco del Cuadragésimo Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la OEA, la coalición “Seguridad y Paz” hizo un pronunciamiento claro y conciso respecto a los grandes desafíos de la región respecto a temas de familia y desarrollo.

 

 

La declaración expuso lo siguiente:

El primer e insustituible deber del Estado es la protección de las personas que viven en el país. Entre aquellas personas que son las más necesitadas de la protección del Estado son los menores de edad, desde su concepción.

La seguridad multi dimensional que necesita el menor de edad tiene que ser entendida en acorde con las amenazas más frontales de hoy día, que son las siguientes:

-El aborto: La permisión dada por el Estado para la práctica del aborto en el país es la primera amenaza de muerte a la que se enfrenta el menor de edad. El Estado no puede permitir que los menores de edad concebidos, en su estado de vida más vulnerable, sean vistos como objetos insignificantes que pueden ser desechados impunemente.

-La familia: El menor de edad necesita de un padre y de una madre en el orden natural. En los casos en que el padre o la madre están ausentes, es vital asegurar que el menor de edad cuente con el sano cuidado de los parientes más cercanos, o de una familia adoptante en el orden natural. Son muchos los estudios que afirman que la crianza del menor de edad en un hogar compuesto por un padre y una madre le ofrece un bienestar múltiple al menor de edad. Tampoco, por ende, se puede permitir la maternidad subrogada lo cual convierte al menor de edad en una comodidad. Por más que se diga que se trata de ayudar a las familias sin hijos, existe la vía de la adopción de un menor de edad con necesidad de un hogar seguro con padre y madre.

-La educación sexual: Ante la insistencia a favor de la educación sexual escolar, es imperativo que el Estado no la implemente. La educación sexual destruye el respeto propio y el respeto por los demás. El menor de edad angustiado pasa a  convertirse en el adulto angustiado que se ve más a menudo en la sociedad. El menor de edad necesita la enseñanza de la castidad y del verdadero amor que espera. El Estado debe alentar a los padres de familia que cumplan con su deber natural de dialogar con sus hijos sobre la verdad y el significado de la sexualidad humana.

-El tráfico sexual: Es vital asegurar que el menor de edad no se vea expuesto al abuso sexual por persona alguna, conocida o desconocida. Por tal razón, es importante estar atento a las situaciones en que se encuentre el menor de edad, y que sepa que puede acudir a una persona de confianza para informarle de alguna situación de abuso sexual en la que se encuentre. Además, la ciberseguridad es importantísima hoy día para proteger al menor de edad. Y el Estado debe de alentar a los medios de comunicación a transmitir programación sana para el menor de edad y la familia, y desalentar la pornografía en todas sus facetas. También es importante montar una solida estructura policiaca que combata el tráfico sexual de los menores de edad dentro y fuera del país.

La ley natural nos llama a ver a la persona en toda su dimensión humana. El ser humano posee una dignidad innata a su ser, razón por la cual su formación emocional y física también debe ser, cada vez más conocida, amada, y respetada. Por tal razón, nunca podrá haber un derecho internacional al aborto y la eutanasia.

En términos básicos, la ideología de género exige que se vea a la persona humana en multiples y variadas dimensiones artificiales que no corresponden con su dimensión única y natural. Aquello que es natural revela su realidad. Aquello que es artificial solamente presenta una realidad virtual.

Al no corresponder con la verdad y la realidad del ser humano, la teoría conocida como ‘ideología de género’ no le hace justicia al ser humano. El desenlace final de las falsedades comprendidas en la ideología de género es la incertidumbre y la angustia. Esto es porque la ideología de género no genera seguridad ni genera paz.

Unas de las ramas de la ideología de género es la equidad de género. Se dice que el hombre y la mujer deben poder quedar exactamente iguales en todo. En lugar de ver la riqueza complementaria del hombre y la mujer, lo que se ve es injusticia y se exige mismidad. La teoría de género exige que se eliminen las diferencias. Mas es una teoría carente de evidencia empírica para sostenerla. No se puede permitir que sea incorporada en las leyes.

El hombre y la mujer deben ser valorados en sus diferencias y en su complementariedad. Esto no significa que, en lo que conciernen las oportunidades para el estudio y el trabajo en la sociedad, todo hombre y toda mujer tienen el derecho de lograr sus metas. Al hombre y a la mujer se le tienen que dar las mismas oportunidades para el estudio, el trabajo, y las oportunidades para el alcance de sus metas profesionales, todo lo cual no podrá obtenerse a costa de negar las diferencias entre el hombre y la mujer.

Examinemos los siguientes ejemplos. Se sabe que la mujer alimenta y protege a su bebé en el vientre materno, que viene siendo el primer hogar de cada ser humano. Y ello también se ve en el cuidado y la atención que la mujer le da al hogar. Movida por el instinto, la mujer quiere asegurarse que el hogar sea un ambiente saludable para todos aquellos que viven o llegan al hogar. De modo similar, se puede examinar al hombre. Se sabe que el hombre es físicamente más fuerte que la mujer. Por eso, el hombre es movido en ser el primero en estar al frente de la familia porque sabe que tiene la capacidad física para proteger a la mujer y al menor de edad.

Como se ve, la naturaleza humana, debidamente comprendida, enaltece y no denigra a la persona.

Por eso, respetuosamente le solicitamos a los oficiales y embajadores de la OEA que promuevan y defiendan la verdad completa sobre la persona, para el logro de una sociedad justa y perdurable, y hacer alcanzable una felicidad auténtica para el ser humano.

 

Para conocer la declaración completa, en inglés y en español, ingrese aquí.

Autor María Renée Estrada

Más artículos de María Renée Estrada

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.