Desarrollo

ENADE 2018: “Aquí estamos viviend@, casas, barrio y desarrollo”

Por octubre 22, 2018 Sin comentarios

El Encuentro Nacional Por el Desarrollo, ENADE, se llevó a cabo el 11 de Octubre del año 2018 bajo la temática: “Aquí estamos viviend@, casas, barrios y desarrollo”, este foro une al sector público y privado con la finalidad de promover soluciones sostenibles y eficaces a las problemáticas socio-económicas del país. Este año 2018, el principal enfoque fue la necesidad de apostar por políticas estructurales fuertes que ayuden a reducir el déficit habitacional, con planificación urbana y ordenamiento territorial, siendo posible solo si empresarios y funcionarios unen esfuerzos, que por medio de la investigación y ejecución, se empiecen a construir viviendas dignas, que brinden oportunidades de desarrollo y crecimiento económico para Guatemala.

La situación socio-económica de Guatemala está en un punto crítico, en donde se debe comenzar a planificar con visión a futuro para evitar graves repercusiones. Actualmente el país sufre una desaceleración económica fuerte que produce poca inversión, un fenómeno migratorio que incrementa el nivel de población urbana y una ausencia de políticas de Estado que provocan incertidumbre e inestabilidad tanto política, económica y socialmente.

En el Foro Enade 2018, hubo 2 presentaciones de analistas extranjeros como ejes centrales y 6 microcharlas de profesionales expertos en factores relacionados a vivienda. Por consiguiente, en el presente artículo se resume la esencia de cada conferencia.

Pedro Ortiz: Vivienda para el desarrollo,

“Para hacer una política Nacional de vivienda, primero hay que estructurar la demanda”

El experto en planificación urbana propone que para una Política de Vivienda es necesario estudiar los distintos sectores de la población, cuantificar la curva de demanda y extrapolar los segmentos. Datos que se obtienen con base en la cantidad de miembros por familia y la capacidad adquisitiva de conseguir dichas viviendas. Con los resultados del Censo Nacional 2018 será posible determinar y cuantificar esos segmentos para establecer un presupuesto pertinente para cada uno, y saber cuántas viviendas deben de ser construidas, de qué tipología y de qué precio.

A su vez establece que hay distintas fuentes de financiamiento que se pueden considerar. Dentro de ellas cabe mencionar, la plusvalía condensada por el suelo, siendo la ciudad un generador de capital para el sector privado, que incremente las posibilidades de inversión y  para el sector público, que a través de la localización, asigne presupuestos para el transporte colectivo de alta capacidad y permita mayor inclusión a mercados laborales.

Esta solución propuesta se logra a través de la gobernanza; la unión de sector privado y público permite que se implementen políticas integradas, que beneficien el crecimiento económico, y se logre mayor gasto en etapa de construcción y mayor participación de la población, así como las transferencias de Estado a los municipios.

Según distintas investigaciones colectivas, se estima que en los próximos 15 años la población puede pasar de un 50% a un 70% urbana, requiriendo 20,000 viviendas anuales para la metrópolis, con densidad de 60 viviendas por hectárea. Se requiere mayor incremento del gasto para las construcciones, arriba del 8% del PIB procurando no excederlo e incrementar mayor participación de los municipios del sector público para lograr un equilibrio participativo.

Joan Clos: Desarrollo Urbano y Vivienda

“La urbanización genera valor, más empleos y mejores salarios”

Como ex director ejecutivo de ONU-Habitat Joan Clos establece que, para obtener contribución de un excelente modelo de urbanización y desarrollo se debe de establecer primero una política nacional de urbanización, es decir las autoridades tiene que realizan un trabajo prospectivo, con el fin de establecer qué hacer con la población de hoy y del mañana; Logrando así, direccionar los factores de producción bajo la misma línea. Segundo, es crucial la descentralización en tomas de decisiones, puesto que las autoridades locales también deben de tener la capacidad instrumental para llevar a cabo la gestión planificada. Por lo tanto el marcar las reglas nos lleva al tercer elemento, el diseño, un modelo jurídico, físico y financiero que logre establecer un equilibrio para las condiciones indispensables de una prosperidad urbana.

Por lo tanto, el reto de planificación también conforma el identificar qué clase de urbanización genera más valor, y lograr tener un excedente, es decir el valor generado debe ser mayor que el coste urbano. Y divide a su vez dos tipos de valor: el valor de localización de un activo humano y el valor de aglomeración, con el incremento de la eficacia de los factores para producir bienes. Ambos se pueden diseñar conforme a la planificación de vivienda y del suelo de actividad económica.

En conclusión, Clos presenta una serie de soluciones para llevar a cabo un modelo de desarrollo urbano y de vivienda pertinente, a través de la gobernanza, aumentando el nivel de confianza, legitimidad, comunicación y transparencia, la participación de la población y la negociación estratégica de la oposición. Resaltando que para lograr un modelo urbano estable, la política implementada debe ser de largo plazo, por lo que se tendrá que llegar a un consenso que prevenga la caída de políticas conforme períodos de gobierno.

Ninotchka Matute: Vivienda desde un enfoque social.

Ninotchka expresa que al hablar de vivienda, hablamos de historias de vida, de cultura, de sueños y anhelos. Del derecho a una vivienda digna, que permita tener acceso a servicios públicos y de entorno de calidad. A su vez, demuestra que apostar por una ciudad de desarrollo, incrementa las condiciones de calidad de vida de las personas.

Una vivienda con enfoque social debe de estar rodeada de ciudades verdes y sostenibles, aun cuando la ciudad de Guatemala está compuesta con el 42% de barrancos, es posible crear un cinturón ecológico metropolitano con parques, vías y ciclos peatonales, sistema de transporte sostenible y públicos, que revitalicen a la ciudad, y que a su vez sean generadores de riqueza, como una oportunidad grande de transformación.

Juan Carlos Salazar: Un barrio a la vez

“La vivienda digna es más que cuatro paredes y un techo”

El siguiente expositor estableció que una vivienda digna va más allá de la construcción física, la vivienda se complementa con la construcción de comunidad. También expresó la importancia de barrios comunitarios como generadores de comercio pequeño a distancias cortas, que abre puerta a mercados estables, los cuales transmiten seguridad en las transacciones realizadas, forjándose relaciones a largo plazo. Esto a su vez incentiva a los mercados más grandes para atraer la inversión.

Hugo Bosque: Acceso a vivienda

Hugo Bosque planteó una solución concreta e inmediata con visión a futuro. En su discurso, persuade al sector público y privado para apoyar iniciativas de ley que reduzcan el déficit habitacional. La propuesta de “ley de interés preferencial”, aún en proceso de aprobación, apuesta por un sector del mercado que no está siendo atendido por el Estado y que no cuenta con la capacidad adquisitiva para lograr adquirir una vivienda digna y propia, siendo específicamente un 50.7% de la población guatemalteca (alrededor de 8 millones de guatemaltecos).

Bosque comenta que el mercado inmobiliario actual no ha invertido lo suficiente para responder a la problemática habitacional; mientras que en los últimos 10 años se han construido 100,000 unidades habitacionales, la demanda exige un mínimo de 75,000 unidades habitaciones anuales, para poder reducir el déficit. Por lo tanto, el sistema financiero, con esfuerzo del sector público y privado, debe de atender a esa porción de mercado que cuenta con salario mínimo y dificultades para acceder a créditos, con el fin de que mayor parte la población logre adquirir su propiedad.

Alfredo Maúl: Servicios domiciliares

Alfredo Maúl concientizó a todos los guatemaltecos a crear una ciudad de futuro durante su ponencia. Es decir, una ciudad no será sostenible si no se garantiza un acceso adecuado a los recursos esenciales, como lo son el agua y la energía eléctrica. Una comunidad que consuma responsablemente de sus recursos, genera un valor positivo tanto para las personas, el medio ambiente y la economía.

“Un factor clave para la provisión de servicios domiciliares es contar con un sistema de información y monitoreo que permita conocer calidad, cantidad y dinámica de gestión del servicio, para así planificar su prestación”

Oliver Hartleben: Instituciones y Normas

Oliver expuso que para lograr generar una comunidad, las autoridades deben de realizar un esfuerzo principalmente en mejorar la ineficiencia de coordinación institucional e implementar más herramientas a largo plazo, incluir la participación de los sectores locales para facilitar el proceso urbanístico y evitar barreras fiscales y financieras rigurosas que impiden a los desarrolladores actuar en inversión y propuestas.

“El proceso de urbanización en el país  tiene una relación significativa y directa con el crecimiento económico, pero esto se podrá capitalizar si el Estado tiene una institucionalidad efectiva que cumpla con ello”

Humberto Olavarría: Impuesto a la propiedad

Humberto Olavarría, estableció claramente la importancia de hablar de impuestos, no solamente como un modelo de recaudación sino también como una herramienta de desarrollo urbano. Por lo tanto, las autoridades deben de establecer ¿Con base qué criterios se va a cobrar? Y ¿Para qué se va a utilizar?  Y con base en investigaciones de países más desarrollados, propone 3 elementos a considerar:

  1. El valor de la tierra, pues no todas son iguales por lo tanto debe de tener tasas diferentes (agrícola, semiurbana, urbana).
  2. La construcción sobre la tierra.
  3. Qué servicios e infraestructuras hay entorno a la tierra.

Con estos tres elementos, argumenta, se  puede reformar la ley de IUSI para generar un sistema financiero con apoyo de autoridades de cobro y asignación, transparente y eficaz, que logren recaudar y desarrollar planes nacionales necesarios para la construcción de viviendas dignas, inversión al desarrollo y reducción al déficit habitacional.

El foro ENADE 2018 con el apoyo de expertos y profesionales, estableció propuestas eficientes y eficaces, para reducir la problemática de vivienda de Guatemala. Con el evidente esfuerzo de unir sector público y privado y de plantear proponer soluciones con visión a futuro.

 

——-

Fuentes consultadas:

Foro: Enade 2018 Aquí estamos Vivienda, casas, barrio y desarrollo.

Fundesa. Fundación para el desarrollo de Guatemala. http://www.fundesa.org.gt/enade/enade-2018

 

Autor Roshell Carranza

Más artículos de Roshell Carranza

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.