Desarrollo

Pequeños emperadores: efecto de la política del hijo único

Las universidades Nacional Australiana, Monash y Melbourne (todas en Australia) han hecho un estudio que explica cómo la política china de autorizar el nacimiento de un solo hijo por pareja, ha desencadenado una generación de jóvenes inseguros, pesimistas y nerviosos. La investigación fue publicada en enero del 2013 en la Revista Science.

La política de hijo único fue aplicada en China (bajo el gobierno de Deng Xiao Ping)  desde 1978 para frenar la natalidad, y desde entonces la misma ha traido graves consecuencias para el país asiático.

Treinta años después de esa polémica ley, se calcula que el país ha evitado 400 millones de nacimientos dándose un fuerte femicidio debido a la preeminencia del varón en la cultura china.  El aborto selectivo es utilizado con frecuencia, pues los padres saben con anticipación el sexo de sus hijos, y, si es niña, deciden a acudir al mismo

Lo hijos únicos de China presentan problemas de conducta como el tener menos confianza en los demás, ser menos fiables, tener más aversión al riesgo, ser menos competitivos, más pesimistas y menos conscientes. Los datos de este estudio fueron recogidos a partir de experimentos realizados a 421 individuos nacidos justo antes y justo después de la introducción de la política.

Es evidente el desequilibrio social al cual se enfrenta China hoy en día: el desequilibrio social de género, el hecho que la población envejece cada días más rápido y  por otro lado que quienes se encuentran en edad de trabajar tienen problemas de conducta que pueden afectar su competitividad y  tener un efecto negativo en la economía del país, puesto que para que una sociedad se desarrolle necesita de personas lideres, y el pesimismo, al falta de confianza y la inseguridad no son caratcterísticas del liderazgo.

 

 

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.