DesarrolloEconomíaFamilia

Millennials, matrimonio y familia

Recientemente el Washington Post publicó una columna de opinión titulada “Listen up, millennials. There’s sequence to success”, escrita por George F. Will., la cual expone concretamente una problemática en cuanto a la percepción actual de los jóvenes respecto a la vida conyugal, el matrimonio y sus efectos en la familia y el desarrollo económico y social en la sociedad.

El autor explica que “uno de los problemas de hoy en día es el “modelo de matrimonio de almas gemelas”, un enfoque egocéntrico que considera al matrimonio principalmente como una oportunidad para el crecimiento y la satisfacción personal, más que como una manera de formar una familia”.

El artículo expone que “en sociedades sanas, los valores básicos y los arreglos sociales no se piensan mucho. Sin embargo, han cambiado desde que el Lyndon B. Johnson, ex presidente de EEUU, proclamó una guerra “incondicional” contra la pobreza. Esta palabra sugiere un supuesto falaz: La pobreza persistió sólo debido a la resolución del gobierno hasta ahora débil con respecto a la esencia de la guerra – la recopilación de recursos materiales. Pero, ¿qué ocurre si las grandes causas de pobreza no son cuestiones de distribución material, sino que son comportamientos – malas decisiones y las culturas que las producen? Si es así, los formuladores de políticas deben repensar su confianza en la salvación social a través de la abundancia económica.”

“Invertir la regresión social usando políticas públicas para crear una cultura sana es similar a la “construcción de la nación” en el extranjero, una misión estadounidense que no ha sido coronada recientemente con éxito. Wang y Wilcox (autores de la publicación “The millennial success sequence: Marriage, kids, and the ‘success sequence’ among young adults”) recomiendan la educación enfocada en habilidades ocupacionales de alto nivel, subvencionando empleos mal pagados y “campañas públicas y privadas de marketing social”, desde escuelas públicas hasta medios populares, promoviendo el matrimonio como la culminación de la secuencia de éxito.

En conclusión podemos aportar, desde la visión de FADEP, que actualmente es una necesidad latente promover la importancia del matrimonio y la familia desde el ámbito educativo. Atacando, de esta manera, ideas erróneas y poco constructivas hacia la búsqueda del bien personal, común y el desarrollo de la sociedad.

Autor María Renée Estrada

Más artículos de María Renée Estrada

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.