DesarrolloFamilia

Conciliación familia y trabajo

notas_trabajo_o_familia_interiorHoy en día en el que tanto padres como madres de familia tienen vidas profesionales activas, además del tiempo destinado para dedicarle a la familia, es de suma importancia hacer una pausa y reflexionar, ¿estoy equilibrando mi vida laboral con mi vida familiar? Hoy ponemos a su disposición una encuesta que busca medir este aspecto.

Es importante que ambos padres cumplan con sus respectivas responsabilidades en el trabajo, pero aún más importante es que asuman el rol de padres de familia y tengan un tiempo específico destinado para compartir en familia – como matrimonio y como papás.

La campaña internacional de Argentina, HACÉ EL CLICK HOY, responde a las siguientes interrogantes:

¿Qué significa integrar la familia y el trabajo?

Integrar familia y trabajo significa plantearse un desarrollo armónico de la persona donde puede asumir sus responsabilidades familiares y laborales sin que un ámbito se vea afectado por el otro.

Poder alcanzar esta integración es siempre una decisión personal. Cada uno puede elegir entre quedarse más tiempo en la oficina –y esto implicará que la familia espere en casa- o decidir que el trabajo esperará hasta mañana y eso supondrá llegar a tiempo al hogar. Sin embargo, el ámbito laboral puede apoyar y acompañar esta decisión de cada trabajador en la medida en que le facilite hacerse cargo de sus responsabilidades familiares.

Para el empleador, integrar familia y trabajo implica generar el ambiente para que los empleados puedan atender sus responsabilidades familiares sin sentirse tironeados o con sentimientos de culpa ante las demandas laborales, pudiendo dedicar al trabajo y a la familia el tiempo y las energías necesarias.

¿Por qué es importante integrar el trabajo y la familia?

Hoy en día la vida laboral, con sus exigencias y presiones a veces desmedidas, repercute en la salud de las personas y en sus familias. El ritmo de trabajo intenso, las largas jornadas laborales, la falta de flexibilidad para atender demandas familiares contaminan la calidad de vida de las personas que trabajan fuera de su hogar y tarde o temprano repercute en su salud física o mental y también en su vida familiar y laboral. El estrés laboral genera conductas no saludables que influyen en las relaciones familiares y en la construcción de vínculos positivos. Estamos en presencia de un problema que hay que atender y cuanto antes.

¿Qué se puede hacer hoy?

Integrar la vida laboral y la vida familiar significa tomar conciencia de los efectos que las decisiones laborales pueden tener en la calidad de vida de las personas y en sus familias, impactando positiva o negativamente en el desarrollo de sus integrantes.

Por eso, el primer paso a nivel individual, es ser conscientes de la necesidad de integrar ambas realidades. En segundo lugar, hay que descubrirle al ámbito laboral que lo que pasa en la familia enriquece el trabajo y por eso, dentro del compromiso con la responsabilidad social empresarial hay que tomar a la familia de cada colaborador como un nuevo stakeholder. Finalmente, como sociedad, tenemos que comprometernos a cuidar lo más valioso que tenemos: las familias, porque en ellas se construye el capital humano de un país.

 

Conoce cómo está tu balance entre familia y trabajo a través de la encuesta de HACÉ EL CLICK HOY.

Autor María Renée Estrada

Más artículos de María Renée Estrada

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.