Familia

EE.UU.: menos matrimonios, pero más duraderos

La Oficina del Censo de los Estados Unidos elaboró recientemente un informe que refleja que, aunque la tasa de nupcialidad ha bajado, la parejas casadas duran mas tiempo juntas, es decir, que aunque haya menos nuevos matrimonios, la mayoría de personas que esta casada todavía viven juntos.

El estudio dirigido por Rose M. Kreide y Renee Ellis, investigadoras de dicha oficina, es una recopilación de los datos obtenidos de la encuenta realizada en el año 2009 por The Survey of Income and Program Participation (SIPP,  encuesta nacional que puede dar una foto robot más fiable de cómo son los mayores de 15 años y los hogares de Estados Unidos). Con una periodicidad aproximada de cinco años, la SIPP se centra en el estado civil. La última de este tipo se hizo en cerca de 39.000 hogares. En la encuesta participaron 55.497 adultos que han estado casados alguna vez. A todos se les preguntó el número de años que llevan casados, si son matrimonios intactos; o afectados por separaciones, divorcios, nuevos matrimonios o viudez, según los casos.  Por otra parte, también se analizó la evolución del estado civil de las mujeres y hombres nacidos entre 1940 y 1944.

Con todo este material, el informe denominado “Número, Tiempo y Duración de los Matrimonios y Divorcios: 2009” (Number, Timing, and Duration of Marriages and Divorces: 2009) ofrece algunas conclusiones novedosas:

1. Matrimonio más tardío: Un primer cambio significativo que marca tendencia es el incremento de la edad del primer matrimonio, algo que se lleva observando desde hace tiempo.  Sin embargo, ahora se une al dato de que ese retraso se traduce en un porcentaje mayor de adultos jóvenes que terminan por no casarse. Así, mientras que en 1986 el porcentaje de mujeres entre los 25 y los 29 años que no se habían casado era del 27%, en 2009 subió al 47%. Sin embargo, entre las mujeres de 55 años apenas ha habido variaciones (del 5% se ha pasado al 6% en ese mismo período de tiempo).

2. Baja el divorcio entre jóvenes: Las tasas de divorcio empiezan a caer ligeramente respecto a las de los años ochenta, cuando llegaron a su punto más alto. Frente al 74% de parejas casadas en los ochenta que celebraron su décimo aniversario, el porcentaje de casados a partir de 1990 que llegaron a ese aniversario subió a un 77%. Los índices de separaciones han sido también más bajos en las generaciones más jóvenes. En efecto, en 1996 el porcentaje de mujeres casadas de entre 25 y 29 años que estaban divorciadas llegaba al 19%; en 2009 este porcentaje descendió al 14%. Idéntico patrón se produjo entre las mujeres casadas de entre 30 y 34 años. En 1996, el porcentaje de las divorciadas era del 26%, y en 2009 bajó al 21%; o sea, una caída de casi el 20% de divorcios. En esos años, también descendieron las tasas de divorcio entre las mujeres de entre 35 y 39 años, 40 y 49 años; en cambio, subió en los tramos de edad de las mujeres de entre 50 y 59, 60 y 69, 70 y más años.

Dichos datos son alentadores para la institución familiar. En FADEP hemos publicado otros artículos relacionados a la importancia del matrimonio y la necesidad de que el mismo subsista, no sólo por el bienestar de los esposos, si no también por el de los hijos.

Para conocer más acerca del analisis de este estudio hacer clic aquí.

 

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.