Familia

El futuro de Europa depende de las familias

El pasado mes de marzo se llevo a cabo en Europa un encuentro de expertos en demografía con el título “La conciliación de trabajo y vida familiar, y sus efectos en los procesos demográficos” organizado por la presidencia hungara de la Unión Europea. El evento abrió con la temática “Europa para las familias, las familias para Europa” con el objeto de tratar temas relacionados con la demografía y las políticas familiares.

El presidente de Hungría, Pál Schmitt, inauguró el encuentro con una cita del poeta Lászlo Nagy: “¿quién aportará el amor que necesitamos?”. Se refirió al descenso de población en Hungría y otros países, así como al fenómeno generalizado de envejecimiento de la población, de las rupturas familiares y la disminución de la tasa de fertilidad.

La Unión Europea se enfrentará en las próximas décadas a un reto de grandes dimensiones, como muestra el hecho de que siete de sus miembros ya están perdiendo población actualmente, incluida Hungría. Por eso, la presidencia húngara ha querido dar especial prioridad al apoyo a la familia en su programa.

József Pálinkás, Presidente de la Academia de Ciencias de Hungría, abordó la apatía de los ciudadanos europeos para establecerse y tener hijos, al contrario de lo que sucedía antes: a pesar de que el nivel adquisitivo era mucho menor, la población crecía, por lo que la situación actual no puede explicarse sólo por motivos económicos. El academico enfantizó que “debemos buscar las verdaderas razones, y sólo las encontraremos en el interior de las personas”.

Europa depende de las familias, dijo el Ministro de Estado para Asuntos Sociales, Familiares y Juventud, quien destacó que los problemas empiezan cuando las familias se desintegran. También mencionó que la fuerza de Europa depende de sus condiciones económicas y demográficas. La economía no funciona sin trabajo, pero el desecenso en las tasas de natalidad puede traer graves problemas para la economía europea, declaró el Ministro.

Finalmente el presidente Schmitt añadió su esperanza de que la presidencia húngara contribuya a la adopción de la llamada ‘Declaración de Trio+1’, manifiesto de las tres últimas presidencias más la próxima polaca para apoyar el fomento de la natalidad y la conciliación entre trabajo y vida familiar.

En FADEP hemos reiterado muchas veces la importancia de la familia para el crecimiento económico, y que son las familias y sociedades mal estructuradas, así como las malas políticas económicas, las que promueven la pobreza. Por lo tanto, es necesario continuar afirmando que las familias saludables contribuyen positivamente con la economía por su conexion con la población. Los gobiernos deben impulsar políticas y legislación en favor y beneficio de la familia, pues del buen cuidado que se le de a la misma dependará el futuro de nuestras sociedades. (Para mayor información sobre la influencia de la familia en el crecimiento económico en Guatemala, ver estudio: Determinantes del Crecimiento Económico, Población y Familia: el Caso Guatemala).

Fuente: Oficina de Prensa de la Pres. Húngara, 29 de marzo 2011.


Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.