Familia

El matrimonio ¿un contrato basura?

El Instituto Internacional de Estudios sobre la Familia recientemento elaboró un estudio denominado “El matrimonio: ¿un contrato basura?” en el cual señala porque algunas medidas legislativas referidas a la familia, como la ley del divorcio, no protegen esta insitución humana.

El informe recoge las ponencias de la Jornada de Estudio de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación en la que participaron expertos en derecho de familia y en el ámbito de la Sociología y la Antropología. La misma fue presentada por el presidente de The Family Watch, observatorio de proyección internacional, dedicado al análisis de la realidad social y a la promoción de iniciativas para promover la familia.  En la presentación explicó que el informe incluye “reflexiones e ideas en orden a las soluciones que se pueden tomar”, en torno a la protección de la insitución familiar, pues una de las causas que “no dejan” a la familia actuar es el acrecentamiento de los divorcios y las separaciones, por lo cual la legislación debe tomar “medidas preventivas” para resolver “las crisis en las familias”.

Respecto al título del informe, ‘El matrimonio: ¿Contrato basura o bien social?’, comentó que se refiere a una contraposición “provocadora”, ya que la legislación actual trata al matrimonio como un “contrato basura, del que se puede desvincular después de tres meses sin alegar ninguna causa justa”, en contra de cómo lo considera el ciudadano, “un bien social apreciadísimo”.

Otro de los participantes fue el director del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad de Navarra, quien apuntó que es “más fácil divorciarse que darse de baja en Internet, por ejemplo”. De esta forma, según dijo, la legislación sobre el matrimonio es “una cáscara vacía”, y “ya no hay nada exigible en el matrimonio”. “Basta con pasar por ventanilla y ya está”, apuntó. Además, también manifestó que el derecho está “echando a un lado” a la familia, y que la jurisprudencia está cumpliendo el papel que le corresponde a la primera.

El matrimonio y la familia son insituciones humanas que deben estar protegidas por la legislación. Es necesario hacer campañas de concientización sobre la importancia de las mismas para la sociedad. La situación jurídica actual del matrimonio y la familia es producto de una falta de conocimiento real acerca del papel que tiene el Estado y su ordenamiento jurídico al regular dichas instituciones. Ante ello, es importante recordar cuál es el papel de la ley positiva frente al derecho natural, y por qué los derechos de la persona humana tienen una dimensión jurídica, cuya unica compentancia de la ley es reconocerlos y protegerlos.

Fuente: The Family Watch

 

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.