Familia

Existe una conexión entre religión y familia

Family Facts, la fuente de información de The Heritage Foundation que provee datos científicos sobre la familia, presenta un reporte acerca de la conexión que hay entre familia y religión.

La evidencia científica sugiere que las parejas con niveles más altos de religiosidad tienden a invertir más en sus matrimonios, poseen una mejor calidad de vida marital, tiene menor probabilidad de divorcio y son menos propensos a estar involucrados en incidentes de violencia doméstica. En cuanto a los adolescentes, quienes practican su religión tienden a tener una mayor expectativa del matrimonio y son más propensos a desaprobar el vivir en cohabitación con su pareja y las relaciones sexuales prematrimoniales.

A continuación se enumeran algunas de las conclusiones que han demostrado los estudios:

1. La creencia en el significado espiritual del matrimonio se asoció con la calidad marital. Las parejas que creen que el matrimonio tiene un significado espiritual tienden a adaptarse más fácilmente al matrimonio, experimentan menores niveles de conflicto, invierten más en su relación y colaboran más en la resolución de desacuerdos.

2. La estabilidad matrimonial. Los matrimonios en los que ambos cónyuges asisten a la iglesia con frecuencia tienen 2.4 veces menos probabilidades de terminar en divorcio que los matrimonios en los que ninguno de los cónyuges asiste a los servicios religiosos.

3. Perspectivas del adolescente para el matrimonio. En comparación con sus compañeros, los adolescentes con niveles más altos de asistencia a la iglesia son más propensos a casarse y tienden menos a cohabitar.

4. Participación Paternal. Los padres que asisten a servicios religiosos con frecuencia son más propensos a comprometerse con sus hijos pequeños. Los padres que redujeron la frecuencia de su asistencia religiosa durante el primer año de vida de sus hijos llegaron a ser, en promedio, menos comprometidos con su año de edad en comparación con sus compañeros que mantuvieron su nivel de asistencia religiosa.

5. Violencia Doméstica. En comparación con los individuos que asistían a servicios religiosos una vez al año o menos, los que asistieron a la iglesia con regularidad (al menos una vez a la semana) tenían menos probabilidades de cometer un acto de violencia contra sus parejas. La asistencia regular a los servicios religiosos reduce las probabilidades de cometer actos de violencia doméstica a la mitad para mujeres y para hombres.

En un estudio promovido anteriormente por FADEP se demuestra los beneficios que trae consigo la religión a los individuos en su salud mental. Como vemos, también en este caso es conveniente fomentar la religiosidad de las personas, ya que ello permite fortalecer a las familias, que son la base de la sociedad.

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.