Familia

Fenómeno PANK: “Professional Aunt No Kids”

TiaPresentamos una investigación llevada a cabo en Argentina con la finalidad de comprender el rol de las tías en la sociedad. De acuerdo con Birkner (2013), en los Estados Unidos, el término PANK (Professional Aunt no Kids) fue acuñado por Melanie Notkin, CEO y fundadora del website “Savvy Auntie”.  Este término se utiliza principalmente en marketing y describe a un segmento de mujeres que suelen ser solteras y tienen ingresos similares a las casadas pero tienen menos gastos al no tener hijos propios.  Esto las lleva a satisfacer sus deseos de maternidad a través de los sobrinos o hijos de otros.

Específicamente la investigación busca conocer características generales entre las tías y sobrinos, los deseos y expectativas de las tías en relación a la maternidad y a la postergación de la misma y el gasto monetario realizado en los mismos.

Es un hecho que en los países desarrollados y potencias emergentes como China existe una tendencia de un segmento de la población profesional que decide postergar la maternidad o conformar una familia “sin hijos”. En el caso de Guatemala no es precisamente la realidad de la mayoría pero en los últimos años efectivamente el tamaño de la familia guatemalteca se ha reducido experimentando una reducción de la tasa de fecundidad en todos los departamentos.

Argentina es un país que se encamina al problema del envejecimiento de la población pues su tasa de fecundidad mantiene una fuerte tendencia a la baja. De acuerdo con CEPAL, en 2013  Argentina presentaba una tasa de fecundidad del 2.18, aunque en 2015 se estima que ya se encontraba por debajo del 2.11 clave para que la población no envejezca. En Buenos Aires para el 2015 se estimaba una tasa de 1.9 hijos por mujer.  Adicionalmente, según el último censo llevado a cabo en Argentina, en Buenos Aires existen 506.169 mujeres sin hijos, de un total de 1.311.472 (un 38,6% de las mujeres mayores de 14 años). Lo anterior puede compararse con Estados Unidos donde para el 2008 el 45% de las mujeres en edad fértil no tenía hijos y el 20% de las que se encuentran entre las edades de 40 y 44 años -lo que el censo define como el final de los años fértiles- permanecen sin hijos. Esto representa el doble de los resultados obtenidos treinta años atrás (Caucutt, 2002).

La investigación sobre el fenómeno PANK en Argentina menciona que una de las razones por las que las tías no han tenido hijos, radica en que no han encontrado pareja para realizar este proyecto. Esto a su vez produce una influencia significativa en su deseo de ser madre a futuro, extendiendo dicho plazo.  Entre las conclusiones más relevantes, se puede mencionar que “las tías de entre 45 y 64 años  son las que gastan más dinero en sus sobrinos.  Respecto al deseo de ser madres, a las mujeres de entre 25 y 34 años les gustaría tener hijos en aproximadamente 5 años, a las de entre 35 y 44 años en 2 años, mientras que a las de entre 45 y 64 años, en uno o dos años.

Indudablemente, por sentido común es sabido que la maternidad no es una necesidad básica para que una mujer alcance la plenitud personal; La maternidad no es necesariamente para todas las mujeres.  Sin embargo, en muchas ocasiones, sobre todo en la actualidad, el concepto de la maternidad se menosprecia de sobremanera. La cultura post modernista, así como los medios de comunicación y los diferentes contenidos que la sociedad consume, pintan, erróneamente, el hecho de ser madre como un obstáculo para el desarrollo y la plenitud personal.  No podemos permitir que el afán por la comodidad y los lujos económicos sean la causa de evitar tener hijos, es importante devolver a la maternidad su sentido positivo y de realización para la mujer, así como su aporte inigualable a la sociedad.

 

 

 

 

 

Autor Beatriz Castillo

Más artículos de Beatriz Castillo

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.