Familia

Funciones indelegables de la familia

En el boletin de febrero del 2010, la Fundación Observatorio de la Maternidad publica una entrevista a la Dra. Zelmira Bottini de Rey sobre la importancia de la familia y las funciones que en su opinión son no-delegables. La Dra. Bottini es Médica Pediatra,  Directora del Instituto de Matrimonio y Familia de la Pontificia Universidad Católica
Argentina (UCA). Además es miembro del Instituto de Bióetica de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas y Presidenta de la Red de Institutos Universitarios Latinoamericanos de Familia (redifam).

La Dra. afirma que la importancia de la familia reside ” en que, por un lado, asegura la fecundidad permitiendo el recambio intergeneracional. Por otra parte, es la primera institución responsable de la educación de los hijos y de su formación como futuros ciudadanos.”  En la entrevista destaca 3 funciones indelegables que ejerce la familia en el desarrollo de la sociedad:

  1. La afirmación de la persona por sí misma: la familia es el lugar donde cada persona es aceptado por lo que es.
  2. La socialización: la familia natural debe proveer los conocimientos, habilidades, virtudes y relaciones
    que permiten que una persona experimente la pertenencia a un grupo social.  Ahí se logra una socialización primaria que habilita para futuras socializaciones más amplias.
  3. La equidad generacional: en la familia, donde comparten la vida distintos miembros, se prepara a las personas para ser responsables no solo de las generaciones que las anteceden, sino también de las que vendrán.

Sin duda estos son sólo 3 rasgos en los que la familia contribuye la sociedad.  Llama la atención que al revisar las distintas publicaciones que hemos hecho en este Blog, no queda duda que estas funciones están en riesgo.  Por un lado eso de que la familia “asegura la fecundidad” permitiendo el recambio intergeneracional, vemos que ya no es siempre así.  La tendencia de retrasar el matrimonio y nacimiento de los hijos y el afán por disminuir el tamaño de la familia o evitar el nacimiento de niños, han hecho que las tasas de fecundidad bajen a niveles alarmantes en ciertos lugares hasta el hecho que ya no se asegura  el reemplazo generacional sino que se habla de un fenómeno de despoblación.  También el derecho de la familia de ser la primera institución responsable de la educación de los hijos se ve amenazado por el afán del Estado de no cumplir el principio de subsidiariedad y decidir lo que cree ser mejor para los niños en materia como educación sexual.  Por otro lado, la realidad de que cada vez más hogares son de familias con pocos miembros (ya sea porque la pareja decide tener uno o lo máximo dos hijos, o porque los padres se separan y ya no conviven todos en el día a día) hace menos fácil la primera socialización y la equidad generacional.  Así como si un niño a crecido en su casa prácticamente solo, suele ser más dificil que sepa compartir, también a futuro probablemente le será más difícil  entregarse para el cuidado de los mayores y de las nuevas generaciones.

Regresando a los temas de la entrevista, en ella se destaca el hecho de que hay ciertos roles intercambiables entre padre y madre pero cada uno tiene una clara función que no la puede cumplir el otro y que radica en la diferencia que existe entre hombre y mujer.

Llama la atención una paradoja mencionada por la Dra. Bottini. “En los distintos medios se declara la trascendencia de la familia. También las encuestas, externas y del país, muestran la valoración positiva que ella tiene para gran parte de la población, incluidos los más jóvenes. Sin embargo, se asiste a un verdadero desinterés de políticos y legisladores por buscar formas de proteger y promover la familia y aliviar las tensiones, en particular de las mujeres-madres en su rol de madres y trabajadoras.”

FADEP está convencido que es importante que como país veamos el impacto que toda política pública y legislación tiene en la familia, y lo necesario que es generar propuestas que promuevan la familia en general (no sólo propuestas aisladas por el niño, el jóven, la mujer o el adulto mayor), ya que en la medida que tengamos familias fuertes, tendremos una sociedad fuerte.

Acceda aquí a la entrevista completa.

Autor Beatriz Castillo

Más artículos de Beatriz Castillo

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.