Familia

Importancia del padre en la vida del niño

Parents Reading to Laughing BoyRecientemente, The Family Watch, presentó su último informe La importancia de la figura paterna en la educación de los hijos: estabilidad familiar y desarrollo social“.  El informe resalta el rol del padre y la madre en la familia y pone de manifiesto cómo muchas veces, por resaltar el valor de la madre, se deja a un lado la figura paterna, lo cual ha traído graves consecuencias en el desarrollo de los hijos al no contar muchas veces con ese referente masculino.

Una de las concluciones del informe indica que “el gran énfasis que durante años se ha puesto en conseguir  la emancipación de la mujer ha provocado un fenómeno colateral con el que nadie contaba: un oscurecimiento de los masculino, cierta indiferencia, cuando no desprecio, hacia los varones y una inevitable relegación de éstos a un segundo plano”.

Durante la presentación del informe se expusiones las conclusiones de estudios realizados en EEUU que denotan los problemas derivados de esta situación. Uno de cada tres niños norteamericanos crece sin padre. El  80% de los adolescentes ingresados en hospitales psiquiátricos procede de familias rotas; el 43% de los jóvenes que se encuentra en prisión crecieron en hogares monoparentales, y el 90% de los niños que se fuga de casa creció sin padre, entre otros datos.

Para María Calvo, autora del informe, la ausencia física del padre biológico no constituye el único problema. También se da lo que los psicólogos conocen como “síndrome de la función paterna en fuga”: aunque el padre está presente físicamente, no ejerce su papel, prevaleciendo “un matriarcado social y educativo que perjudica el correcato y equilibrado desarrollo de los hijos”. Además, también está el caso de aquellos padres que “desean implicarse, pero no saben cómo ejercer correctamente la paternidad”. “Asumen modelos de-construidos, afeminados o maternales que no les corresponden”, actuando finalmente “como colegas de sus hijos”. Estas ausencias, afirman los autores, son visibles en aquellos padres divorciados que, poco a poco, “van perdiendo el contacto hasta que finalmente dejan de ver a sus hijos definitivamente”.

Tanto la madre como el padre son importantes en la vida de un hijo y es necesario la presencia de ambos pues cada uno aporta lo propio para el desarrollo infantil. Es importante tomar en cuenta este tipo de estudios no solo para la vida familiar sino tambien al momento de crear políticas de familia, puesto que deben ir encausadas a que haya conciliación entre trabajo y familia.

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.