DesarrolloFamilia

La juventud, el capital familia y la Agenda 2030

Cada 12 de agosto se celebra el Día Internacional de la Juventud. La ONU, en su página oficial, afirma que “Los jóvenes -el grupo de personas comprendidas entre los 18 y los 29 años de edad que actualmente conforma la generación más numerosa de la historia- son agentes fundamentales Documento PDF del cambio social, el desarrollo económico y la innovación tecnológica, así como del mantenimiento y el fomento de la paz. Su imaginación, sus ideales, su energía y su visión son imprescindibles para el desarrollo continuado de las sociedades de que forman parte.” 

Este año, comentan, celebran el día con especial énfasis en la capacidad de la juventud para participar en la configuración de una paz verdadera y contribuir a la prevención y la transformación de los conflictos, la inclusión, la justicia social, la reconciliación y la paz sostenible. Pero entonces la pregunta es, ¿cómo lo hacemos? ¿cómo alcanzamos estos resultados e involucramos a los jóvenes en el proceso?

Los jóvenes necesitan un espacio de confianza en donde puedan desarrollarse y sentirse seguros. Necesitan crecer, personal y profesionalmente, y necesitan desarrollar habilidades para la vida que les permitan adentrarse en la sociedad y eventualmente en el mundo laboral. Este espacio debe ser, idealmente, formativo, capaz de inculcar en el joven los valores y virtudes que les permitan ser agentes de cambio y transformar el mundo en un lugar más justo y más pacífico. De igual forma, este núcleo social debe ser capaz de dar un valor agregado a la sociedad, que permita catalizar un cambio social tangible.

En el 2016 Susan Roylance compiló y publicó un documento titulado “Capital Familia y los ODS: Implementación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible”El trabajo de Roylance, y las organizaciones que cooperaron, es una respuesta clara y concreta sobre ese espacio de confianza para los jóvenes: la familia; y ese valor agregado a la sociedad: el capital familia. El libro, en sus primeras páginas, define el concepto de capital familia de la siguiente manera:

  • El concepto del “capital familia” describe los recursos que la unidad familiar puede contribuir al alcance de objetivos importantes personales y de la sociedad. Anat Gofen-Sarig lo define de esta manera: El conjunto de medios, estrategias y recursos incluídos en el estilo de vida de la familia que tienen una influencia positiva en el futuro de los niños.

Luego Roylance propone otra definición:

  • Madres, padres e hijos empeñados en los asuntos de la vida, apoyados de una red de una familia extensa e intergeneracional – todos trabajando juntos para crear una red de virtudes que sirve para fomentar el bienestar económico, emocional, físico y espiritual de todos los miembros de la familia; y ultimadamente sirve a comunidades y naciones.

Pensar en la juventud y en la necesidad de su aporte para el desarrollo positivo de las naciones no puede hacerse anulando el papel de la familia en la vida de este grupo poblacional. Por tal razón nos atrevemos, una vez más, a hacer énfasis en el importante papel que juega la institución básica de la sociedad en mejorar las condiciones de vida de cada una de las personas que habitan este mundo. ¿Cómo puede el capital familia contribuir al éxito de los objetivos de desarrollo sostenible (SDGs)? Preguntan los autores de esta excelente publicación. Y posteriormente enumeran algunas preguntas que invitan a la reflexión:

  • ¿Cómo se resuelve el problema de la pobreza y del hambre sin considerar el papel de la familia en la satisfacción de las necesidades temporales y la provisión de sustento a sus miembros?
  • ¿Cómo se alcanza la educación de todos los niños del mundo sin tomar en cuenta la participación diaria y el esfuerzo de los padres?
  • ¿Cómo se reduce la mortalidad de madres e hijos sin reconocer el papel de las madres, los padres y las familias y lo que ocurre en el hogar?
  • ¿Cómo se combate el VIH/SIDA y otras enfermedades sin la participación diaria, las enseñanzas y el cariño de padres y miembros de la familia?

Cuando hablamos de “objetivos de desarrollo sostenible”, hay que dar atención a lo que es realmente sostenible. Por definición, un sistema que es sostenible incluye métodos que no agoten o destruyan los recursos disponibles, para que duren o continúen por períodos extendidos. Hay pocas cosas más orgánicas, naturales y sostenibles que una madre, un padre y sus hijos.

En FADEP estamos convencidos que alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (SDGs), y las metas de la Agenda 2030, a través de la juventud, debe visualizar a la familia como un espacio estratégico y fundamental de desarrollo. Esto implica, básicamente, devolver a la familia al lugar que le compete en la sociedad. Valorar el capital familia es fundamental para el desarrollo social y la sostenibilidad de la sociedad.

 

Autor María Renée Estrada

Más artículos de María Renée Estrada

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.