Familia

Mujer, trabajo y familia

El presente documento, preparado por el National Bureau of Economic Research (NBER) para el Oxford Handbook of Women and the Economy del Oxford University Press, se enfoca en las mujeres, el trabajo y la familia, con un enfoque particular en las diferencias según los logros, alcances y niveles educativos de las mujeres.

Primero, exponen las tendencias a largo plazo con respecto a la estructura familiar, la participación en el mercado laboral, y el tiempo dedicado a la producción doméstica, incluido el tiempo con los niños. En cuanto a la familia, el enfoque es de madres e hijos. A continuación, examinan los principales desafíos que enfrentan las madres que buscan combinar la maternidad y el trabajo remunerado: interrupciones laborales asociadas con la maternidad, el impacto de las responsabilidades hogareñas y familiares, y las limitaciones que plantea la cultura del lugar de trabajo. También se considera el papel que desempeñan las normas de género en la configuración de los resultados para madres. El trabajo concluye discutiendo políticas que tienen el potencial de aumentar la equidad en el lugar de trabajo y mitigar los conflictos considerables que enfrentan muchas mujeres que buscan equilibrar el trabajo y la familia.

Algunas conclusiones que arroja la investigación:

  • En este documento revisamos las tendencias a largo plazo y la evidencia de investigación sobre mujeres, trabajo y familia. Al hacerlo, analizamos la evidencia por logros, alcances y niveles educativos en mayor medida que lo que usualmente se ha hecho. Vimos que las madres, en todos los puntos de la distribución educativa, enfrentan desafíos en equilibrar el trabajo y la familia, aunque los detalles difieren. Las madres con menores niveles de educación tienen menos flexibilidad en el lugar de trabajo; no pueden ajustar tan fácilmente su horarios para pasar más tiempo con los niños, lo que contribuye a esta diferencia.
  • Para reducir los desafíos desproporcionados que enfrentan las madres en el mercado laboral, las políticas y prácticas deberían
    tomar en cuenta explícitamente las diferencias por nivel educativo para que satisfagan las necesidades de todas las personas, no solo aquellos que están en un segmento de trabajo o en otro.
  • Cuando existe la oportunidad, las políticas de maternidad y otras políticas favorables a la familia, tienen el potencial de aumentar la equidad en el lugar de trabajo, especialmente si los hombres utilizan estas políticas, tanto como las mujeres.
  • Otro punto muy importante sobre las políticas favorables a la familia es que las subvenciones para el cuidado de los niños
    potencialmente tiene diferentes efectos que las políticas de maternidad y tiempo parcial. Esta es una opción de política que
    facilitar el trabajo y la familia, al mismo tiempo que aumenta de manera inequívoca la fuerza de trabajo de las mujeres y su participación, sin los efectos potencialmente perjudiciales asociados con las políticas de permisos.

En FADEP promovemos la equidad de derechos entre hombres y mujeres en el ámbito laboral. Así como la participación de la mujer en dichos espacios y la búsqueda incansable de conciliación entre familia y trabajo. Sin embargo por otro lado creemos fielmente en la complementariedad de hombre y mujer, y en el papel insustituible que cada uno tiene en el hogar – distintos y complementarios. Si bien los cambios de la época han fomentado la inserción de más mujeres en el ámbito laboral, lo cual es bueno y aplaudible para la economía y el desarrollo de las sociedades, los papeles que hombre y mujer deben compartir dentro del hogar deben responder a las necesidades específicas de los hijos. Cada uno desde su propia esencia y naturaleza antropológica.

Para conocer el documento completo ingrese aquí.

Autor María Renée Estrada

Más artículos de María Renée Estrada

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.