DesarrolloFamilia

Sociedad Civil en la 48 Asamblea General de la OEA

El pasado domingo 3 de junio se llevó a cabo el Diálogo de los Jefes de Delegación, el Secretario General, el Secretario General Adjunto y los Representantes de la Sociedad Civil, los Trabajadores, el Sector Privado y otros Actores Sociales, en el marco del Cuadragésimo Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Organización de Estados Americanos, OEA (Del 4 al 5 de junio de 2018, en Washington D.C., Estados Unidos de América).

Durante el diálogo se presentaron las posturas de las coaliciones que aglomeraban a distintas organizaciones de sociedad civil de la región. A continuación compartimos lo expuesto por la Coalición de Desarollo Social y Comunitario para la Prosperidad de América, liderada por Red Familia, México:

“Excelentísimos Embajadores y Señoras Embajadoras, Representantes de los distintos Estados miembros, Excelentísimo Señor Secretario General de esta Organización, estimados todos. Agradecemos la oportunidad de poder contribuir en este foro.

Como coalición, están aquí representadas Asociaciones Civiles de diversos orígenes étnicos, culturales, religiosos y socio-económicos, que buscan el desarrollo integral y auténtico de nuestra región en su contexto social, económico y político. Un desarrollo auténtico para las naciones requiere que se tenga como eje central de sus políticas al ser humano, pues esto crea el fundamento para que toda persona pueda desarrollar su potencial a nivel mental, emocional y físico, para ponerlo al servicio de la sociedad de la que forma parte. Todos los miembros de la sociedad, minorías y los más vulnerables incluidos, contribuyen al desarrollo de las naciones y por consiguiente, de la región.

Las exigencias del bien para todo el hemisferio se derivan de las condiciones sociales de cada época y están estrechamente vinculadas al respeto y a la promoción integral de la persona y de sus derechos fundamentales. Tales exigencias atañen, ante todo, al compromiso por la paz, a la correcta organización de los poderes del Estado, a un sólido ordenamiento jurídico, a la salvaguardia del ambiente, a la prestación de los servicios esenciales para las personas, algunos de los cuales son, al mismo tiempo, derechos del hombre: alimentación, habitación, trabajo, educación y acceso a la cultura, transporte, salud, libre circulación de las informaciones y tutela de la libertad religiosa. Sin olvidar la contribución que cada Nación tiene el deber de dar para establecer una verdadera cooperación internacional, en vistas del bien común de la humanidad entera, teniendo en mente también el desarrollo sostenible,  como ha sido planteado a nivel mundial y adoptado por esta Organización.

El bien común en el Continente es un deber de todos los miembros de la sociedad: ninguno está exento de colaborar en su consecución y desarrollo. Es por eso que cada uno de los Estados Miembro deben buscar hacer viables las condiciones para que todos los miembros de la sociedad tengan bienestar, paz, estabilidad y seguridad. Para esto el sector empresarial debe ser útil para la sociedad en la producción de bienes y servicios útiles, dando un trato digno a todos sus colaboradores. Desde el sector económico se deben crean las oportunidades de encuentro y colaboración, donde el emprendimiento sea reconocido y apoyado.

En este sentido, el gran reto social de nuestro tiempo es lograr que lo social no se desvanezca, que el sentido de comunidad no sea desplazado, sino que sea “reinventado” para que siga jugando sus funciones de mejoramiento a la sociedad.

La responsabilidad de edificar todo esto compete, además de las personas particulares, también al Estado, porque el bien común es la razón de ser de la Organización de los Estados Americanos, las relaciones internacionales y el Estado; en efecto, debe garantizar cohesión, unidad y organización a la sociedad civil de la que es expresión, de modo que se pueda lograr el máximo desarrollo con la contribución de todos los ciudadanos.

La persona concreta, la familia, los cuerpos intermedios no están en condiciones de alcanzar por sí mismos su pleno desarrollo; de ahí deriva la necesidad de las instituciones políticas, cuya finalidad es hacer accesibles a las personas los bienes necesarios —materiales, culturales, morales, espirituales— para gozar de una vida auténticamente humana; colaboren de manera subsidiaria en la obtención de los bienes materiales e intelectuales, de forma que mejoramiento de las personas y la sociedad sea asequible.

Para asegurar el desarrollo comunitario del Hemisferio, el gobierno de cada país tiene el deber específico de armonizar con justicia los diversos intereses sectoriales. Como Organización democrática, la OEA, debe recordar que a pesar de que las decisiones que se toman ordinariamente por mayoría entre los representantes, aquellos a quienes compete la responsabilidad de ver por el bien del continente Americano, ustedes embajadores, están obligados a fomentar el desarrollo, no sólo según las orientaciones de la mayoría, tampoco solo considerando a las minorías, sino en la perspectiva del bien efectivo de todos los miembros de la comunidad civil.

La cuestión social se está universalizando y afecta a todos los países: junto a la cuestión obrera y el constante desarrollo industrial y tecnológico, se delinean los problemas de la agricultura, de las áreas en vías de desarrollo, del incremento demográfico y los relacionados con la necesidad de una cooperación económica mundial. Las desigualdades, advertidas precedentemente al interno de las Naciones, aparecen ahora en el plano internacional y manifiestan cada vez con mayor claridad la situación dramática en que se encuentran.

Los pueblos de América tienen una legítima aspiración a la justicia social y sus gobiernos la responsabilidad de promoverla.  Es por eso que, sin olvidar que aún existen demasiadas desigualdades y formas de dependencia en las relaciones entre pueblos y Estados, las condiciones de equidad y paridad son el presupuesto para un progreso auténtico de la comunidad internacional.

A la igualdad en el reconocimiento de la dignidad de cada hombre y de cada pueblo, debe corresponder la conciencia de que la dignidad humana sólo podrá ser custodiada y promovida de forma comunitaria, por parte de toda la humanidad. Sólo con la acción concorde de los hombres y de los pueblos sinceramente interesados en el bien de todos los demás, se puede alcanzar una auténtica fraternidad universal; por el contrario, la permanencia de condiciones de gravísima disparidad y desigualdad empobrece a todos.

Derivado de todo esto, señores embajadores, la Coalición para el Desarrollo Social y Comunitario en América propone:

  1. Mejorar el acceso y calidad de la educación.
  2. Impulsar la recuperación del sentido constitucional de la planeación del desarrollo, lo cual debería llevar a Incorporar la participación social y democrática en los procesos de planeación.
  3. Promover la erradicación de los obstáculos que existen para la interlocución directa entre las instituciones y los ciudadanos. Ello implica desarrollar nuevas estrategias de información sobre la cobertura de los programas, así como el uso de nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación permanente con la sociedad.
  4. Fortalecimiento de la capacidad institucional para apoyar el desarrollo territorial.
  5. Construir una estrategia Regional de seguridad alimentaria, que en el ámbito rural pueda integrar los enfoques de asistencia social, productivo y de salud.
  6. Una mejor gestión monetaria para consolidar la consolidación fiscal.
  7. Una mejor intermediación financiera para propósitos productivos.
  8. Fomentar la planeación urbana para el desarrollo de ciudades competitivas.
  9. Vincular estrechamente las políticas de desarrollo sustentable con las políticas agropecuarias, con tres propósitos fundamentales: a) cuidado y aprovechamiento racional del agua; b) protección y recuperación de suelos, así como fortalecimiento de zonas con potencial agropecuario no desarrollado; y c) generación de una nueva cultura acuícola que permita proteger y aprovechar racionalmente los recursos del mar.
  10. Un mejor ambiente de negocios y de innovación para aumentar la productividad.”

 

Para acceder al resumen completo de presentaciones de las Coaliciones de Sociedad Civil y de los Actores Sociales, ingresar aquí.

Autor María Renée Estrada

Más artículos de María Renée Estrada

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.