Salud

Legalizar el aborto no es la solución

El pasado 27 de julio de 2011, la revista digital Aica publicó un artículo denunciando que las organizaciones internacionales difunden cifras erróneas para promover el aborto.

Uno de los principales argumentos para promover la legalización del aborto es la muerte materna producida por abortos hechos en la clandestinidad, los cuales no son tan altos si se les compara con otras causas de mortalidad evitables como la mortalidad infantil por desnutrición, la mortalidad general por accidentes de tránsito o la mortalidad por inseguridad. Los gobiernos deben ocuparse de disminuir estas cifras pero siempre buscando el bienestar individual y social, y aprobar el aborto no beneficia ni a la madre ni al hijo que está por nacer.

La realidad es que la legalización del aborto lleva consigo más muertes. Por un lado, porque no se evitan completamente los abortos clandestinos, ya que muchas mujeres no concurren a instituciones oficiales para no hacer pública su situación; por otro lado, por la cantidad de vidas inocentes que son truncadas en el seno materno. En Estados Unidos, en 1996 se efectuaron 1.365.700 abortos legales, lo que significa un número enorme de vidas humanas eliminadas (aunque los promotores del aborto se empeñen en afirmar que no son vidas humanas).

Evidencia científica que hay vida humana
El padre de la genética moderna, el Dr. Jerôme Lejeune, a quien la ciencia mundial reconoce unánimemente como uno de los primeros y más calificados investigadores en genética y es reconocido mundialmente por sus descubrimientos científicos, dijo a los legisladores: “aceptar el hecho de que después de la fertilización un nuevo ser humano cobra vida ya no es un motivo de pruebas u opiniones, es simple evidencia. No tengo duda alguna: abortar es matar a un ser humano, aunque el cadáver sea muy pequeño”.

Por otro lado, el Dr. Hymie Gordon Chairman, del Departamento de Genética de la Clínica Mayo en los Estados Unidos, dijo: “basándome en todos los criterios de la biología molecular, la vida está presente en el momento de la concepción”.

Promover políticas

Es necesario promover políticas y legislación respetando la vida desde la concepción, y no aprobando el aborto. Algunas de estas medida pueden ser promover la adopción con leyes adecuadas, mejorar el sistema de salud ayudando a las mujeres embarazadas, brindar una educación sexual basada en la responsabilidad y valoración de la vida. Con estas medidas se salvan vidas; con el aborto, las cifras de mortalidad aumentan.

 

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Únete a la discusión 2 comentarios

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.