Salud

Sexo en el cine influye en los adolescentes

Un estudio de la Universidad de Missouri dirigido por el doctor Ross O´Hara encontró que  las escenas de sexo que ven los adolescentes en el cine influyen su vida sexual, pues la actividad sexual se inicia a una edad más temprana y los jóvenes tienen más parejas sexuales.

“La influencia de los medios de comunicación sobre el comportamiento sexual de los adolescentes está muy estudiada, pero se ha descuidado el papel de las películas, siendo así que influyen tanto o más que la música o la televisión”, explicó el doctor O´Hara.

El trabajo de campo fue realizado midiendo la duración e intensidad de las escenas de sexo de 684 películas entre 1998 y 2004, y exponiendo paquetes aleatorios de 50 de ellas a una muestra de 1228 adolescentes de 12 a 14 años. Seis años después, se les interrogó en profundidad sobre su vida sexual y sobre la influencia que en ella había tenido el haber visto las películas.

El estudio mostró que, entre otros aspectos de la conducta sexual, “los adolescentes expuestos a un material con mayor contenido sexual practicaban el sexo a una edad más temprana y tenían más parejas sexuales” que quienes estaban expuestos a menos películas, o a películas con menor contenido sexual.

Los investigadores encontraron que una de las razones de dicha influencia es la búsqueda de sensaciones pues los adolescentes desean experimentar lo que ven. Asimismo encontraron que para muchos de ellos el cine es su principal fuente de información sobre el sexo.

Sin duda alguna los resultados de esta investigación son alarmantes para la sociedad en general y los padres en particular. En Guatemala, según la Encuesta Nacional de Juventud publicada en el año 2011, un 13% de jóvenes reportó haber tenido su primera relación sexual a los 12 años, y el 58.3% entre los 15 y 18 años.

En FADEP hemos publicado otros artículos sobre la influencia de la comunicación social en la actividad sexual. El mensaje que muchas veces se pretende dar a los adolescentes es que para disfrutar de su sexualidad no es necesario esperar al matrimonio, lo único que se debe hacer es protegerse para evitar enfermedades o un embarazo no deseado. Con ello lo único que se busca es reducir la sexualidad humana al mero acto sexual, como sucede en el caso de los animales, en los cuales la sexualidad únicamente se limita al instinto y a la reproducción.

Tenemos que recordar que las personas tenemos dignidad, es decir, aquello que nos hace valer por nosotros mismos y distinguirnos de lo demás, característica fundamentalmente humana y no propia de los animales. Por lo tanto, es necesario que la comunicación se centre más en promover la abstinencia entre los jóvenes y una verdadera responsabilidad sexual, pues la sexualidad humana va más allá del sexo y todos nuestros actos tienen consecuencias, ya sean positivas o negativas.

Autor Maria Pilar Mejicano Merck

Más artículos de Maria Pilar Mejicano Merck

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.