La población mundial está envejeciendo, sin duda alguna; pero ¿Qué representa un acelerado proceso de envejecimiento poblacional?

En las últimas décadas, las tendencias demográficas han cambiado en todo el mundo; las tasas de fertilidad han decrecido y la longevidad, al contrario, ha aumentado paulatinamente; lo cual ha generado una actualidad poblacional definida por  un menor número de nacimientos y una población mayor en aumento. Nos referimos a este proceso demográfico como envejecimiento poblacional.

En los últimos 70 años la población mundial ha aumentado tanto el número de años de duración promedio de vida, como la proporción de la población mayor, en comparación con la población joven. Desde 1950, el promedio de edad a nivel mundial ha aumentado de 25 a 33 años.

El aumento de años en la esperanza de vida mundial es un factor positivo que representa significativos avances en el ámbito medicinal y de salud, así como una mejoría en las condiciones de vida en cada generación. Sin  embargo, el incremento de años en el promedio de edad de la población mundial, demuestra un acelerado proceso de envejecimiento poblacional. De continuar así, con un aumento anual de 0.11 años en el promedio de edad de la población mundial, para el final del actual milenio el mismo sería de más de 40 años.

Sin embargo, aunque en general la edad promedio en el mundo incrementa, no lo hace al mismo ritmo en todas las regiones; por ejemplo, en Europa ha aumentado 14 años en las últimas 7 décadas, mientras que en África ha aumentado solamente 1 año en el mismo período de tiempo. ¿A qué se debe esta gran diferencia? La esperanza de vida varía según el índice de fecundidad, el de mortalidad y las tendencias migratorias en cada población. Partiendo del índice de fecundidad de ambas regiones, 1.59 hijos por mujer en Europa y 4.7 hijos por mujer en África,  se justifica la diferenciación en la edad promedio de sus poblaciones.

La heterogeneidad de la edad promedio de la población en cada región no se limita a Europa y África; la edad de la población asiática aumentó en promedio 10 años en las últimas 7 décadas, en Oceanía aumentó 5 años, en Norteamérica 9 años y en Latinoamérica 11 años (lo cual se explica fácilmente, tomando en cuenta la reducción de los índice de fecundidad de 5.8 hijos por mujer en 1950 a 2.0 hijos por mujer en el 2020, en la región).

Ahora, ¿Qué repercusiones tiene el aumento de la edad promedio para la población?

La media de edad en una población repercute en su sistema laboral, en los servicios de salud pública, en la productividad económica, en la orientación de la inversión pública, etc. Es decir, las poblaciones con un promedio de edad relativamente alto presentan desafíos como la reducción de su población económicamente activa, aumento de costos en salud pública e incapacidad de sostenimiento de la población mayor, ya que no presentan suficiente población joven para sustentar a la población dependiente. Por otro lado, las poblaciones jóvenes se enfrentan a una mayor demanda de servicios educativos y la escasez de oportunidades de empleo para toda su población económicamente activa.

La editorial en línea Visual Capitalist publicó un mapa interactivo con todas las regiones del mundo, en el cual se puede observar el cambio del promedio de edad en cada una de ellas; su fuente es Statista, la plataforma de datos basados en los índices de población de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Mira el mapa AQUÍ.

Los cambios demográficos, presentes en toda la población mundial, requieren de mecanismos desde los gobiernos y la sociedad en general para enfrentar los desafíos actuales de cada población en específico.

GD Star Rating
a WordPress rating system
GD Star Rating
a WordPress rating system

Autor Andrea Velásquez

Más artículos de Andrea Velásquez

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.