Todo sistema económico se encuentra en constante transformación debido a la versatilidad de los factores que le determinan, incluyendo el contexto social, factores de producción, tendencias de consumo e inversión, etc. Sin embargo, el principal elemento de toda economía es la población. Tomando en cuenta las transformaciones demográficas de las últimas décadas en todas las regiones del mundo, ha sido necesario adaptar el modelo económico al contexto actual, determinado por un crecimiento significativo de la población mayor de 50 años.

La Economía Plateada se refiere a la orientación de los factores económicos hacia un modelo que priorice el segmento de población mayor de 50 años. Este último se ha convertido en un objetivo prioritario para el mercado laboral, el de consumo de bienes y servicios, así como para el financiero, debido a su acelerado crecimiento y a su relevante desempeño en cada sector económico.

Ahora, ¿Por qué a partir de los 50 años?

Los datos demográficos actuales en todas las regiones del mundo son drásticamente diferentes a los de hace unas décadas. Las tasas de natalidad han decaído a cifras mínimas, ubicándose en muchos países por debajo del índice de reemplazo generacional (2.1 hijos por mujer). Por el contrario, la población mayor de 50 años, debido a la prolongación de la longevidad y a la escasez de nacimientos, ha incrementado significativamente en todo el mundo. Lo anterior ha conllevado a un envejecimiento poblacional, implicando nuevas tendencias sociales, económicas, laborales, etc.

La clasificación de la población por edad atribuye ciertos roles a cada grupo etario, por ejemplo, la población mayor de 15 años en Guatemala es la que realiza algún tipo de actividad económica, es decir, representa la fuerza productiva del país. La población menor de 15 años y mayor de 65 años, por otro lado, se denomina como Población Económicamente Dependiente, ya que generalmente dependen de la remuneración de otra persona para abastecer sus necesidades. Sin embargo, debido a los cambios en las pautas de comportamiento, de consumo y a nivel social, también puede segregarse un grupo poblacional a partir de los 50 años.

En general, la población mayor de 50 años cuenta con una mayor estabilidad económica, así como ahorros acumulados durante años de trabajo; además, sus gastos se ven reducidos a partir de esta edad, ya que el pago de bienes inmuebles suele haberse completado, los hijos generalmente dependen menos del ingreso monetario de sus padres, etc. Por otro lado, la población mayor de 50 años, suele disfrutar de horarios más flexibles con mayor tiempo libre ya que sus estudios han culminado y usualmente los hijos ya no requieren de la mayoría de su tiempo. Por ello, ha sido razonable clasificarles dentro un grupo etario en específico.

El promedio mundial de esperanza de vida para los hombres es actualmente de 70.6 años y 75.1 años para las mujeres. Es decir, clasificando a la población mayor de 50 años como Seniors, existe una brecha de 25 años aproximadamente en los que el estilo de vida en específico de este grupo etario puede beneficiar a diversos sectores sociales. Por ejemplo, la experiencia laboral con la que cuentan sería provechosa para el mercado de trabajo, su poder adquisitivo los convierte en un target de consumo así como en potenciales inversores, etc.

Llama la atención el hecho de que la publicidad actual está principalmente orientada a jóvenes, tanto en el mensaje que busca transmitir, como en los medios en los que se transmite. Pensemos por un momento, ¿Qué tan común es ver anuncios de televisión, vallas publicitarias o anuncios en redes sociales que muestren personas mayores de 50 años?; En mi opinión, son muy pocas excepciones en las que se busca atraer a la población Senior con medios publicitarios, siendo estos los que cuentan con mayor capacidad económica.

El concepto de Economía Plateada replantea la orientación de toda actividad económica hacia un modelo inclusivo, es decir, uno en el que se valore el aporte de la población mayor tanto como consumidores, así como productores e impulsores de actividades productivas.

¿Cómo consolidar una Economía Plateada?

La realidad demográfica en la que se encuentran ya todas las regiones del mundo muestran la necesidad de un cambio, sin embargo, este no se ha implementado con la prontitud necesaria, desaprovechando oportunidades que representarían beneficios económicos.

Para comenzar, es elemental dejar de lado los prejuicios que comúnmente excluyen a las personas mayores de procesos de contratación, grupos de consumidores, etc. “Las personas mayores requieren un mayor sueldo”, “Las personas mayores no se adaptan a la tecnología actual”, etc. son frases comunes que restan valor al aporte que la población mayor representa para toda economía. Al plantearse un modelo económico inclusivo, se debe comenzar por cambiar toda una cultura de descarte por una en la que se atribuyen los méritos correspondientes independientemente de la edad cada toda persona.

Por otro lado, se deben adaptar los procesos y la tecnología para que sean adecuados para todas las personas. El acelerado avance de los dispositivos tecnológicos ha excluido a las generaciones que no crecieron en el boom de la revolución tecnológicasin embargo, la realidad muestra la necesidad de adecuarnos a los constantes cambios demográficos, tecnológicos, sociales, laborales, etc. para propiciar un auténtico desarrollo, sin excluir a ningún sector social o etario.

GD Star Rating
a WordPress rating system
GD Star Rating
a WordPress rating system

Autor Andrea Velásquez

Más artículos de Andrea Velásquez

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.