Familia

El matrimonio fomenta una paternidad responsable

“El matrimonio es la institución que maximiza las probabilidades de que los padres vivan con sus propios hijos en una base estable”.

W. Bradford Wilcox

Cada familia crea diferentes dinámicas de relación entre sus miembros; muchos factores influyen en el tiempo compartido en familia, pero en cada una, permanece siendo especialmente significativo el vínculo entre el padre con sus hijos por su importancia en el desarrollo integral de cada persona.

La figura paterna influye en muchos aspectos del crecimiento de sus hijos; estudios demuestran que en las familias con un fuerte vínculo paternal, los hijos son más propensos a prosperar satisfactoriamente en todo ámbito: psicológico, social, afectivo, profesional, etc. Lo que justifica por qué una persona con una relación cercana a su padre tiene menos probabilidades de desarrollar depresión, involucrarse en actos delictivos y ,en el caso de las mujeres, tener un embarazo prematuro.

Fomentar una relación estrecha entre padre e hijos puede significar un reto para algunas familias; sin embargo, en las que los padres están unidos por matrimonio es más probable que se desarrolle una paternidad más cercana por el compartir cotidiano con sus hijos, ya que cuando los padres se han divorciado o viven solamente unidos, generalmente, ese compartir es menos frecuente.

En el caso de Latinoamérica, se ha presentado un descenso en la tasa de nupcialidad desde hace más de una década. En el año 2000, esta era de 4.26 y en el 2016 descendió a 3.97 (Familiar, 2019); lo cual representa un inconveniente para la estabilidad familiar en la región y consecuentemente, para las relaciones paternales.

“Dos siempre serán mejor que uno” es una realidad en las dinámicas familiares. Una relación matrimonial armoniosa contribuye también en el adecuado desempeño y prácticas de crianza de ambos padres con sus hijos en las diferentes etapas de crecimiento, ya que ambos desempeñan un apoyo mutuo en el proceso de educación de los hijos, especialmente cuando surgen desafíos o momentos difíciles en el mismo.

En el ámbito psicológico, los hijos con padres unidos en matrimonio, son menos propensos a desarrollar problemas de este índole, ya que la solidez familiar influye positivamente en su estabilidad emocional, desarrollo de habilidades sociales, y vínculos afectivos creados por una estrecha relación maternal y paternal.

En conclusión, una estrecha relación entre los padres y sus hijos determina diferentes aspectos de su desarrollo; la atención, afectividad y apoyo que les brinda contribuye en todos los ámbitos de su crecimiento, especialmente cuando comparten con ellos de manera cotidiana, lo cual es más común en familias con uniones matrimoniales (Wilcox, 2019)

Familiar, I. P. (2019). Informe Evolución de la Familia en Iberoamérica 2019. Madrid: Instituto Política Familiar.Wilcox, W. B. (12 de Junio de 2019). Marriage Facilitates Responsible Fatherhood. Estados Unidos.

Autor Andrea Velásquez

Más artículos de Andrea Velásquez

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.