Ideología del género y familia

Si tuviéramos que resumir la ideología del género en una sola frase, convendría recoger de nuevo la famosa frase de Simone de Beauvoir: “La mujer no nace: se hace”

La ideología del género busca afirmar que las diferencias entre varón y mujer, fuera de las obvias diferencias anatómicas, no corresponden a una naturaleza fija que los haga a unos de una forma y a otros de otra, en pocas palabras: roles sexuales socialmente construídos. Piensan más bien que las diferencias (de pensar, obrar y valorarse a sí mismos) son el producto de la cultura de un país y de una época determinados. Quieren dejar a la libertad del individuo el tipo de “género” al que quiere pertenecer, todos igualmente válidos. ¿Qué significa esto? Que ser heterosexual, homosexual, bisexual y transexual sean simplemente modos de comportamiento sexual producto de una elección personal, que todos los demás individuos debemos respetar. También significa que la moral queda librada a la decisión de cada persona.

¿Cuáles son los peligros y alcances de esta nueva perspectiva?
Robert George, de la Universidad de Princeton y autor de Civil Liberties and Public Morality (Oxford University Press), considera que el debate más urgente que hoy se libra en EE. UU. es preservar la institución del matrimonio frente a los intentos de despojarla de sus notas esenciales (cfr. Aceprensa, 7-12-2012). Le preocupa particularmente que pretenda imponerse la concepción del matrimonio como una comunidad de apoyo mutuo, desvinculada de la paternidad. En su reciente libro What is Marriage? expone que el debate sobre las “bodas” homosexuales está planteado erróneamente: el asunto no tiene nada que ver con la igualdad, sino con la realidad del matrimonio. Propone, entonces, dos preguntas básicas: ¿qué es el matrimonio? y ¿por qué le interesa al Estado?

Se debe exigir al Estado la protección del matrimonio por su valor intrínseco (sea fértil o no) y porque su orientación y objetivo principal hacia el cuidado y la educación de los hijos da lugar a una estructura característica (reforzada por la monogamia y la fidelidad) que beneficia a la sociedad del modo en que ninguna relación puramente afectiva puede hacerlo. La forma en la que el matrimonio une el sexo al amor, el hombre a la mujer y los hijos al padre y a la madre es lo que justifica que el Estado reconozca, regule y proteja el matrimonio.

Dice Will Durrant, historiador americano: “Una gran civilización no es conquistada desde el exterior sino hasta que se ha destruido desde adentro” y la ideología de género pretende destruir algo esencial y sustancialmente a la humanidad, con todo lo que ello implica.

 

Fuentes:
http://www.aciprensa.com/controversias/genero.htm
http://www.s21.com.gt/descubrir-raices/2013/06/08/ideologia-genero-familia